Sumergirse en el misterio

Pilar, Los Olmos, Domingo 31 de Mayo de 2015.

Sumergirse en el misterio

Jesús se despide de los discípulos y los envía a predicar a todo el mundo. Pero más que alejarse de ellos, les asegura su continua presencia hasta el fin de los tiempos. Así está hoy con nosotros, los actuales enviados para ir a anunciar y bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Bautizar para nosotros significa un rito de iniciación cristiana. Para los apóstoles, expresaba literalmente la idea de sumergirse en el agua y en el amor de Dios, como hizo Jesús, que se bautizó (sumergió) en nuestra realidad humana.

santisima-trinidadEl misterio de la Santísima Trinidad, en general, se considera poco importante entre la mayoría de los cristianos. Se lo piensa como una doctrina de fe sin influencia en la vida cotidiana. Como lo aceptamos como un misterio que no podemos interpretar, pensamos que no repercute en nosotros. Sin embargo, el Evangelio de hoy nos explica cómo debemos comprender la Iglesia de nuestro tiempo dentro del misterio de la Trinidad. La primera certeza que nos da es que “él estará con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. Esta auténtica presencia del Resucitado en la comunidad, exige de nosotros la confianza y la esperanza en los momentos difíciles, además del coraje de reconocerlo en toda circunstancia. Una segunda verdad es que somos Iglesia mientras estamos en estado de misión: “Vayan y hagan mis discípulos a todas las naciones”. La Iglesia es una gran escuela de discipulado en la cual, más que conocimientos y respuestas, se aprende a poner en práctica un gran proyecto de vida, insertado en el seguimiento de Jesús. Él mismo se ha ofrecido como ejemplo: “Aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón”.

El dinamismo que se nos propone en el misterio de la Santísima Trinidad está a disposición de nosotros para sumergirnos en él y dinamizar nuestra vida cotidiana de fe y nuestra práctica cristiana: Ir, enseñar y bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

El Domingo. El Periódico que nos une como Iglesia
El Domingo. El Periódico que nos une como Iglesia

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.
Después de la resurrección del Señor, los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña donde Jesús los había citado. Al verlo, se postraron delante de él; sin embargo, algunos todavía dudaron. Acercándose, Jesús les dijo: “Yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo”.
Palabra del Señor.
A. Gloria a ti, Señor Jesús.

Mt 18, 16-20
Mt 18, 16-20

Para escuchar la Homilía del Padre Marcelo Gallardo hacé click aquí